Aunque parezca raro…

Esta historia no comienza en un garaje lleno de cables, herramientas y algo parecido a lo que era un ordenador… Esta historia comienza un jueves cualquiera de un mes cualquiera de hace 3 años.

Todos los jueves nos reunimos un grupo de amigos para cenar, cada jueves en casa de alguno, y esta vez me tocaba a mí. Y lo tuve claro: quiero algo sencillo, que no me tenga que levantar mucho durante la cena, y que guste a todos…¡¡¡comida mexicana!!!

La idea no era mala

Busqué recetas en internet, compré los ingredientes y cuando llegué a casa después de trabajar empecé con la preparación: corta cebolla, trocea carne, me olvidé del picante, estos ya vienen, la cerveza está caliente… fue un auténtico desastre.

Pero bueno a los amigos se les perdona (casi) todo, y al final sobrevivimos con unos mejillones en escabeche, sardinillas y fabada…

Y ASÍ EMPEZÓ

Cuando se fueron y empecé a limpiar, me di cuenta que había estado 2 horas preparando la cena, que desafortunadamente no pudimos degustar, y que en apenas 5 minutos buscando en la despensa nos montamos unos pinchos estupendos.

¿Si la fabada puede…por qué no la comida mexicana? Y así empezó: me junté con 4 locos y dimos forma a una idea que hoy es única, 1 kit completo de comida mexicana lista en 2 minutos, ¡y viene todo incluido!

Ahora ya sabes qué cenamos todos los jueves, y los martes, y los domingos…

Y si no lo sabes, aquí te enseñamos los platillos que hacemos

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies